Este curso tiene como objetivo formar a los formadores para gestionar su actitud frente a la complicada tarea de enseñar a otras personas. Se dan pautas para conseguir una buena comunicación, para gestionarse a uno mismo y, sobretodo, para la gestión de las personas y, así, conseguir que los demás aprendan de una manera activa y significativa.